La gestión de las instalaciones industriales puede ser un acto difícil de balancear. Su objetivo número uno es mantener la planta productiva - día tras día.